martes, octubre 30, 2007

¿Tú hablas periodístico?


Lo siguiente no debería sorprenderme. Soy un habitual lector de diarios, telespectador de noticias, auditor de Radio Cooperativa (lo siento, pero no hay otra como alma máter). También soy periodista y -a diario- escribo notas, reportajes, entrevistas, síntesis y boletines. Sin embargo, no me acostumbro aún a esa mentada búsqueda que tenemos los redactores de crear una discursiva lejana al habla cotidiana, a la comprensión de la noticia en su integridad. Disfrazamos el relato de códigos, lógicas y palabras que muy poco se relacionan al diálogo real, en un extraño afán quizás academicista, purista al extremo o, meramente, encaprichado, por utilizar lugares comunes, palabras rebuscadas, léxicos pretenciosos. Resulta así un método facilista para armar una nota con un manual de cortapalos irreflexivo, preconcebido en la pereza.
Recuerdo aún un titular de "El Mercurio" que aludía a los "adláteres" de Lavín, o cuando TVN hablaba del colapso de los "nosocomios". También, reiteradamente, escucho y leo sobre "occisos", "sujetos", "individuos", "dantescos, voraces incendios.. o de proporciones", "heridos de diversa consideración", "el saldo del accidente", ... o extranjerismos como "balotage", "lobby", "bullying", "mobbing", "bashing". Esto no quiere decir que debamos limitarnos a la corrección sin estilo, pero con algo de contextualización un texto periodístico podría ser algo más armónico con los discursos cotidianos.
De pronto, es fácil recurrir a estas frases hechas, nociones de moda para armar rápido una nota. No obstante, a la larga, ¿de qué forma contribuyen a que el periodismo cumpla con su mandato natural de informar comprensible y cabalmente?.... ¿o simplemente debemos resignarnos a hablar en periodístico, a riesgo de convertirnos en relatores anquilosados?

10 Comentarios:

A la/s 12:15 p. m., Blogger Violeta dijo...

Creo que todas las profesiones caemos en tecnicismos de los que nos apropiamos, nos validdan en lo que hacemos, y nos permiten tener una suerte de lenguaje elitista entre pares. En salud mental por ejemplo, se suele patologizar las cosas, se hablan de trastornos de personalidad x, cuadros z o somatización n, como una forma de objetivar las realidades y mirarlas desde una distancia, analizarlas, manipularlas, intervenirlas. No es al azar zorrito que lo hagamos. ´sto nos da identidad e intenta marcar territorios d edominio creo yo. A ratos yo me sorprendo traspasando estos códigos a mi habla cotiduiana, y en mi blog por ejemplo, escribo cosas re poco digeribles... en fin... buen ejercicio el que haces al traspasar tu reflexión a nuestros decires.
Te cuento que hace poco terminé la sistematización de mi pega, y mi desafío era que alguien que no conociera ni de mera referencia mi programa pudiera entender lo que hacemos, lo que implicó decosntruir hartos lugares comunes del mundillo del tratamiento de drogodependencias... no sé cómo habrá resultado eso... dejarlo un poco atrás era una apuesta por resctar el alma dela pega sobre la forma... si tienes un poco de tiempo, te envío el documento para que me digas qué te parece, porque valoro mucho tu opinión, tu pluma, tu ojo ácido...

Besos
Te espero mañana
Dile a Claudia, Rom y Eduardo, porfissssssssssssss
Y ya tienes mi número!

 
A la/s 12:17 p. m., Blogger Violeta dijo...

Desde mañana soy nuevamente mayor que tú... jeje

 
A la/s 8:54 p. m., Blogger Tristancio dijo...

uy, y ni hablar de los despachos en vivo; la oratoria parece de disertación de colegio (y mal preparada, además).

Saludos.-

 
A la/s 9:52 p. m., Blogger Tristancio dijo...

¿El cuento?, sí... (si lo dices por el cuento, gracias).

 
A la/s 7:21 a. m., Blogger Eduardo Valenzuela dijo...

Hola Vemod:

Yo no hablo periodístico, pero si lo escucho y me da risa.
El precursor de palabras rebuscadas y adornos exagerados, para mi fue Lopez Blanco con su repetida frase casi diaria:“Fue testigo mudo” de tal o cual acontecimiento, ¿te acuerdas de haberlo escuchado?.

Un abrazo:

El acusete

 
A la/s 9:36 p. m., Blogger Gabo Aldana dijo...

Es un asunto complejo (uno más). Todos los grupos humanos desarrollan elementos de identidad común que, por un lado, son una barrera para quienes no forman parte del grupo, pero por otro, ayudan a forjar la identidad de él.

Claro, en el caso del periodismo es especialmente delicado, por lo mismo que dices, pues afecta el objetivo último de la actividad: el comunicar.

Ya ves, los médicos dicen, por ejemplo, "el paciente esta haciendo un infarto", que barbaridad, si él no lo hace, le sale sólo. O los funcionarios públicos que hablamos en siglas: "MIDEPLAN ya le dió el RATE RS a la IDI así que ahora puede ir al CORE para que el GORE la financie con FNDR", y así cada uno, dile "barco" a un marino, te responderá "no seas 'paisa', se dice buque", y así...¡qué decir de los sociólogos!

Por otro lado, y esto es teoría mia, yo creo que la gente desconfía un poco del periodismo demasiado sincero... es lo mismo que con los profesores demasiado amigos o con los médicos poco solemnes: No son confiables, y esto impulsa al periodista a "hablar en periodista", y calro si, como en todo, al final el mercado manda, y si el mercado quiere eso... salvo si se trata de La Cuarta.

 
A la/s 7:35 p. m., Blogger rOdRigO dijo...

Ése es un mal antiguo. Y lo peor es que nadie hace nada por remediarlo.

Los que estamos en la vereda del frente vemos cómo, cada día, se establece una tabla-de-clichés-periodísticos que, a este paso, deberá ser un ramo obligado en las cientas de universidades que imparten la carrera.

Yo odio el lenguaje caprichoso que se utiliza en algunos medios. De hecho, en mi blog he escrito un par de cosas al respecto.

Un abrazo. Y a seguir luchando por no ser uno más de ellos.

rOd.

 
A la/s 8:25 p. m., Blogger Udo dijo...

Uy, tiendo ser de aquéllos que habla "periodístico", que titula sus notas rememorando una película, una frase célebre. Siempre voy a recordar unas líneas de Alberto Fuguet en su libro Primera Parte, (temprana recopilación periodística del autor), en que comentaba lo mucho que le había costado adaptarse al periodismo, en como su narración más de cuentos y novela, le jugaba en contra a la hora de escribir una nota periodística, y es un poco lo que me pasa a mí, mi cabecita anda como en otra parte para regirme a estándares periodísticos, y debo de reconocer que esa ha sido una de las normas a las cuales más me ha costado adaptarme, supongo
eso se supera.
Sal-udo.

 
A la/s 12:54 a. m., Blogger Ale dijo...

Holap...
Sabí qqqqqqqqqqqqqqq mi posteo será el más indecente de todos... tiendo a ser rasca.... me nace.

Una vez aclarado mi perfil debo decir q en mi último paso por el periodismo me vi obligado a usar frases del tipo "heridos de diversa consideración" y cosas peores... pero es q muchas veces los corresponsales (todos, MENOS TÚ)(PIROPO).... desinformaban po!!!y yo llenaba líneas con "frases hechas"... O con datos obvios que no aportan nada como: "en las próximas horas se espera que los detenidos pasen a audiencia de formalización de cargos"...

No te imaginas lo q es convertir en nota un despacho de Antipán!!! Yo siempre lo llamaba para saber qué es lo que había querido decir en sus despachos...

yap... me retiro....

un abrazooo

ALE .... (TE AVISO ALTIRO Q MIS BLOG SON UNA PICANTERÍA) (Uno es de chascarros, otro es para robar dinero a ingenuos y el último es para ventilarme) (Y el fotolog es pa q me digan lindo ajajaj ego ego ego)


PD: LAS FALTAS ORTOGRÁFICAS DEBEN SER DENUNCIADAS AL SR CALDERÓN.. (si yo no escribo bien.. no es culpa mía)

 
A la/s 11:32 a. m., Blogger ALEC dijo...

¿Y qué me dices de la fastidiosa entonación que han adoptado los periodistas deportivos para sus "notas" en televisión? No quiero dar nombres pero es cosa que escuchen al notero de Teletrece que acompaña a la selección de fútbol por las eliminatorias. Uno al final se pregunta si para pedir una pizza por teléfono usará esa misma entonación, heredada de los malos tiempos de Claudio Sánchez...

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal