sábado, septiembre 22, 2007

Vemod


Vemod. Me encanta esa palabra. Tanto así que la uso como nick bloguero. Esta acepción sueca bien podría traducirse en español como "tristeza" o "melancolía", aunque -lamentablemente- ninguno de estos sentimientos grafica con fidelidad su significado real. El vemod se liga estrechamente con el invierno y es, justamente, aquel sentimiento contemplativo que desencadena una nevazón y la transformación del paisaje en hielo y blancos cegadores.


El vemod está conectado con el S.A.D., una sigla que recuerda la palabra "triste" en inglés, pero que, en realidad, resume el Seasonal Affective Disorder. Es un tipo de descalabro emocional que producen los cambios de estaciones, específicamente aquél que deriva en un invierno. Esta reacción se da, sobre todo, en países escandinavos. Mi mamá (que vive en Suecia) es un buen ejemplo: radiante en los veranos, se vuelve huraña y constamente melancólica en los días sumidos bajo la nieve y la lluvia. Tal vez es la ausencia de color, el peso de la ropa, la reclusión en la casa, el frío estremecedor, la llegada de las enfermedades o, probablemente, la recopilación de todo lo anterior.


Esos mismos cambios emocionales fluyen en mis venas, pero en una adaptación hemisférica de este vemod tan gélido. Suelo ponerme triste con los cambios de estación. Y, al revés de lo que ocurre en el Polo Norte, me bajan la nostalgia y la melancolía cuando el invierno se derrite y da paso al florecimiento de la primavera. Desbarajustes que no son forzados ni planificados, pero que, supongo, tienen que ver con terremotos temporales, alertas de un tiempo que avanza, de etapas que se queman rápido, certidumbres repentinamente trizadas. En mi caso, la cáscara que quiebran los primeros rayos de sol me retrotraen a los viejos inviernos, el recuerdo de caminar con mi padre bajo la lluvia, refugiarme debajo de las sábanas, protegerme del frío inclemente, comer sopaipillas y fabricarme un refugio simbólico del exterior y sus tempestades.


Hay algo de poético en la ligazón de los cambios de la naturaleza con los emocionales. Como si un llamado primitivo y visceral los convocara. Después de todo, de eso estamos hechos, de temperaturas, contexturas, intensidades provenientes de cuán cercano o lejano el sol despliegue sus rayos. Adaptarse a los cambios que desata en el entorno es cosa de tiempo. Por ahora, bienvenida la primavera y su festival de colores y florecimientos.

14 Comentarios:

A la/s 9:58 p. m., Blogger Violeta dijo...

Aunque cueste creerlo, la Primavera es la estación del año en que las depresiones florecen y hay una mayor tasa de suicidios. Algo de polen y fklores multicolores tienen estas crisis. Y es que la temperatura, el ordenamiento del Universo, confluyen en nosotros como lo mencionas...
Pero vamos, mi querido Zorro. Vamos a pensar que ésto es meramente circunstancial. Que al final, los protagonistas de nuestras historias, somos nosotros... y ya es hora de dejar la nostalgia atrás. te lo digo yo, que tb me cuesta...
Planifiquemos agenda y llenemos de tonos violeta y rojo nuetras rutina...
Te quiero un montón, celebremos conocernos, celebremos querernos...
MZ

 
A la/s 2:11 p. m., Anonymous Sonita dijo...

vaya como esa palabra "vemod" más por su descripción que significación me recordó una palabra en portugués que tanpoco se le puede atribuir una tradución fidedigna...
creo la sabrás... SAUDADE... ese sentimiento que mezcla melancolia y nostalgia, peculiar del pueblo portugués, del país dónde el negro es color... no forzozamente es negativo... No!

un besito con cariño Manu

 
A la/s 7:03 p. m., Blogger Udo dijo...

La pregunta ahora es ¿si nosotros elegimos el nombre, o el nombre a nos elige a nosotros?; a pesar de ser un seudónimo, estoy seguro te identifica mucho.
Un abrazo de oso.
Sal-udo.

 
A la/s 2:58 p. m., Blogger Rodrigo dijo...

Muy interesante, aunque ya conocía la historia.

Estoy un poco enfermo hoy... Cuando me recupere, te escribo más.

Saludos, abrazos!

rOd.

 
A la/s 6:31 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Me encanta como escribes querido amigo,estoy embelesada con tus santas escrituras blogueras!!

Al fin nos juntamos y conversamos todo con lujos y detalles,tenía nostalgia de aquellos momentos felices, hilarantes que vivimos, me hizo muy bien verte y compartir unas piñas coladas y como te dije el otro día.,me alegraste el 2006, superé varios momentos dificiles gracias a tu amistad,

Estoy contenta también porque en Octubre volveremos a compartir momentos importantes,,

te quiere mucho..

Purplisima.-..

 
A la/s 10:07 a. m., Blogger ALEC dijo...

Vaya... nunca se termina de aprender. Así que eso significa Vemod.
Noto algo de nostalgia en tus palabras, no sé si es la llegada de la primavera la que alimenta esta avalancha de sentimientos o si sucede con cada cambio de estación, lo cierto es que yo también he estado nostálgico y melancólico.
En mi caso, creo que se debe a lo rápido que siento que pasa el tiempo por mi lado. En un abrir y cerrar de ojos estuve de cumpleaños otra vez (¡otra vez!).
Saludos.

 
A la/s 10:04 p. m., Blogger eduardo dijo...

"Que bonitooooo escribes, no sabes las ganas con que me levanto a primera hora del dia a leer tu preciosos y tristes escritos, pero sobre todo mi corazon se acelera cuando leo los post de tus amigas... son como gotas de ambrosia en la aurora

 
A la/s 10:08 p. m., Blogger eduardo dijo...

Os comunico a todos mi próximo suicidio social. Estais todos invitados a presenciarlo. Se agradece puntualidad. (Ya sabeis que estas cosas se hacen rápido: pa que no duelan mucho)

 
A la/s 11:18 p. m., Blogger ximena nùñez dijo...

al leer tus textos viene a mi cabeza imagenes, debo reconocer es lo que mas acumulo, no puedo recordar aveces ni la edad de mis hermanas ni la de mi madre pero las imagenes y las situaciones que vienen con ellas si, desde los 3 años...por estos dias miraba por la ventana y mis arboles que en el invierno se desnudaron en su totalidad, pasaron a ser derrepente unos colozales ramos de novia, asi los llame,tendre muchos damascos que ya asomaron y muchas ciruelas, mmmmm algo de naturelza que a nadie le hace mal, hoy encuentro (intrusiando para variar) en mis libros una hoja de hace mucho con el mito griego de persefone que segun cuenta da origen a las estaciones del año.

por fin ya no quiero mas friooooooo

cariños para ti
nostalgico

 
A la/s 5:02 p. m., Blogger Madelaine Durán dijo...

Hace tiempo que no me aparecía por ti blog. Me disculpo desde ya por esa ausencia tan prolongada. Pero, volver a leerte después de un tiempo es reconfortante, especialmente por la carga emocional de tus palabras. Es bueno descubrir todo lo que hay detrás de la gente que vemos a diario. Un abrazo

 
A la/s 10:31 p. m., Blogger Bearsouth dijo...

Hola, escribes realmente hermoso, una persona con tanto talento no debiera estar triste, menos en primavera, esta estación a mí, solo me provoca dormir.

 
A la/s 7:32 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Manuel!
No conocía el significado de "vemod" sin embargo, cada una de tus narraciones está plasmada, impregnada de su significado...
Efectivamente el cambio de estaciones, el cambio de luz a muchos nos produce un cambio emocional significativo y en tu caso -y el mio también- coincide con nuestro nacimiento o venida a este mundo que creo no deja de hacernos cuestionar nuestra existencia....
un abrazo!

 
A la/s 2:44 a. m., Blogger franco dijo...

Querido hermano: una de las tantas cosas que nos une es lo desesperadamente nostálgicos que somos, el reverenciar el pasado porque ha posibilitado este presente. Hagamos que todo lo que es ahora sea una fecunda nostalgia futura, para que no se nos seque este amor de hermanos.Cuando hay vemod es cuando se ha vivido ritualmente, y nuestra amistad es un rito que cada cuanto actualizamos. Así debiera ser con todos, con todo.

 
A la/s 3:47 p. m., Blogger Eduardo Valenzuela dijo...

Hola Vemod:

Paseando por la blogosfera llegue a tu blog, pasé un buen rato.
Muy buenos post. Un gusto leerte y conocerte.
Personalmente amo el sol y no me gusta el invierno y los días grises.
Como artista, y aunque no lo fuera, creo que es un deber de quienes tenemos más de un dedo de frente crear ciudadanía, participación y justicia.
Se me olvidaba agregar respeto.
Hoy, como activista me dedico en parte a defender los derechos de personas afectadas por diferentes situaciones de salud y mi profesión de músico y compositor, está media abandonada por la farándula de años.
Mi blog se ha transformado casi en mi diario de vida (el acusete), te invito a visitarlo.
Si me autorizas te incluyo en mis link.

Un abrazo:
el acusete

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal