jueves, abril 26, 2007

La resonancia del silencio

Sumido en la anhedonia, esa palabra que tanto nos gusta con Claudia, se vuelven pesados los días, incluso los aletargados pasos de la mañana. El bostezo inicial, justo cuando el reloj irrumpe con el primer noticiero, parece ser el tono de lo que vendrá.

Luego seguir en función de autómata la misma rutina y caminar de memoria hacia la tierra de "Todo conocido": Las calles y el mismo color del cielo, los mismos gestos, los mismos ruidos, los ritmos y pausas de los cotidianos (colegas, amigos, entrevistados, la familia).

Aún las grietas son predecibles. Por mucho que haya variaciones, pequeñas sorpresas, diminutas emanaciones, pronto formarán parte del bolo alimenticio ya digerido...

¿Cómo escapar?, ¿cómo evadir?



Pese a que este blog me permite saltar libre de las hojas, arrojar lejos el lápiz y no encandilarme con las calles, estoy padeciendo un esclavizante apetito de cambio.

Una vibración de pequeños temblores en el estómago, que no me deja ser libre. Un susurro que me tienta a desvestirme de esta identidad y arrojar la ropa de siempre. Un diminuto guiño del reverbero que me seduce a vencer la abulia y seguir dando los pasos..

Tal vez, la sensación de una metamorfosis latente sea la que me empuja a dejar la cama tibia, ponerme dispuesto el personaje para partir raudo al círculo, porque de alguna forma sé que llegará un punto en que lo haré añicos con un paso al costado y los ojos limpios. Hoy "educo la voluntad", aunque cada vez me es más difícil adiestrar mis sueños.


(Fotografías: Francisco Cannobio)

14 Comentarios:

A la/s 10:00 p. m., Blogger Udo dijo...

De un tiempo a esta parte me siento cubierto por un barniz que me hace ser indiferente a las emociones, viajando tan vertiginosamente por las calles del día a día que he perdido la esencia de las cosas...Creo eso si todavía no estar muerto, cada tarde que salgo de clases, redescubro la ciudad, fotografiando con la retina cada negocio de barrio que las constructoras de edificios aún no han logrado hacer desaparecer.
Que estés muy bien, nos vemos.
Sal-udo.

 
A la/s 11:28 a. m., Blogger rOdRigO dijo...

Dejar de ser autómatas, simples personajes con comportamientos predecibles, está en nosotros mismos. Se parte con acciones sencillas y cotidianas, pero se puede llegar a extrapolar a grandes cambios, impulsados por ese apetito voarz que no deja a las personas que están ávidas de absorber experiencias... como tú.
Cambiar no implica perder la esencia, así que sólo hay que hacerlo. No hay nada más triste que sentir que la vida pasa y todo sigue igual, programado, inmóvil.

Cuídate mucho. Organicémonos para el café que nos debemos. Y, de vez en cuando, visita tambi´ne mi Blog (mi ráting es igual a cero).

Cariños,

rOd.

 
A la/s 11:35 a. m., Blogger Paula dijo...

Ufff... es increíble... pero desde hace un tiempo esta sensación de estar atrapada en la rutina, de ser autómatas de la vida me agobia... lo bueno es que existen las palabras... la poesía que me ayudan a salir, a sentir, a vivir distinto. Saludos,

 
A la/s 10:40 p. m., Blogger alma.verde:. dijo...

Siempre he alegado lo mismo. el sistema en que estamos insertos es una especie de "predestinacion" a todo. es como si la vida completa estuviese escrita, más que en las cosas pequeñas, en las grandes. de que se debe estudiar en el colegio, luego ir a la universidad u otro lugar que escoges, para poder ser un profesional y ganar plata, porque de amor no se vive. luego dejas de trabajar y vives bien si tienes suerte, y si no, con la mísera jubilación.
es patética la vida si se mira desde ahí. no conozco a nadie que se salga de esa vida que describo, y no creo que lo haga tampoco, porque lamentablemente el sistema obliga, y si no te adecuas, te quedas fuera, asi de sencillo.
sin embargo, para mi la gracia está en encontrar las diferencias y mirar mucho más allá para escapar de la rutina diaria y de la rutina de la vida.
disfrutar las cosas sencillas y dejarnos llevar por nuestros impulsos es lo que hace muchas veces, que sientas tu día completamente diferente.


saludos, lindo blog
:*

 
A la/s 6:04 p. m., Anonymous Sonita dijo...

querido manu,
entonces, quizá es hora de echar un vistazo a otras formas de vivir... déjate llevar por ese instincto nuevo pues por ello descubrirás nuevas cosas, nuevos horizontes, seguirás el mismo, pero diferente... vaya paradoja, no? pero de eso mismo se trata amigo....

un besito con cariño

 
A la/s 10:38 p. m., Blogger El Huije dijo...

Querido amigo:
Conmovedor el texto que publicaste. Electrizante. Porque a todos nos ha sucedido alguna vez esa necesidad de cambio, ese vértigo de precipicio que nos impele a dar un paso al frente y ver qué pasa. Pero es bueno. Todo es preferible a la abulia y a la falta de compromiso.
Un detalle solamente: Los sueños son inadiestrables. Dejalos volar a su antojo.

Un enorme besote desde las callecitas de la siempre misteriosa Buenos Aires.

 
A la/s 12:19 a. m., Anonymous Maca dijo...

Lindo!...

Creo que hay cosas recientes que pueden ser las causantes de lo que sientes hoy...

A veces me pasa lo mismo, siento que me levanto y que es ver la vida con ánimo si sé perfectamente lo que va a pasar a las 12, 14, 17, 21 horas.

Sin embargo tu compañía a veces me hace bien..reírnos, pasear, conversar, liberar lo que hay dentro de nuestra cabeza...

Espero, si puedo, contribuir aunque sea con mi presencia a aliviar este mal momento que vives...

Para eso estamos los amigos...

Besos y recuerda que este cuento lo escribes tú!...

I LOVE YOU!

m.u.n.i

 
A la/s 12:20 a. m., Anonymous Muni dijo...

el segundo párrafo se me enredó..bueno, tú me entiendes!

besos

 
A la/s 12:20 a. m., Anonymous Muni dijo...

el segundo párrafo se me enredó..bueno, tú me entiendes!

besos

 
A la/s 4:43 p. m., Blogger Violeta dijo...

Creo que todos y todas estamos sumidos en esa falta de sentido, en la medida que sentimos que está todo dado y hecho, limitando nuestra posibilidad de construir y de ser particular... la autonomía relativa que hablaba Bourdieu...
Creo que tú sí aportas desde tus visiones, tu pluma y tu voz, y que es posible que esas aparentes similitudes de cada día, no perdemos la capacidad de asombrarnos con lo cotidiano, los matices y las nuevas formas, que se construyen lentamente y de las que tú y yo somso protagonistas...

Espero que en tu fase de cambios no sea yo parte de ellos. Quiero decir que, nuestra conversación es siempre necesaria, nuestra risa siempre nueva... y te extraño un montón...

Besotes

TQM

Violeta

 
A la/s 5:35 p. m., Blogger Pao dijo...

que Bueno y que sano poder analizar asi de profundo entre medio de tanta cotidaneidad.
Parece que los cambios siempre son necesarios y avces los pedimos a gritos y son darnos ni cuenta.

Era solo una ilusion pensar que la vida en indolora, como dicen por ahí.

saludos !!!

 
A la/s 10:09 a. m., Blogger smokedeyes dijo...

Vaya mi querido amigo!!!!! la anhedonia me ha impedido escribirte antes, se me suceden los dias con esa extraña sensación de hastío y tristeza, un dulce placer que te hace adicto a la melancolía y a la contemplación....pero vaya!!!! aún esa melancolía no es amarga ni intolerable....creo que estamos en la tierra de la poesía, sin haberla convocado....

besos azules

 
A la/s 12:20 p. m., Anonymous El cocinero Rockero! dijo...

Zorro!!

- SIEMPRE RUBIO...!!!!!!!

- MIRA MIS ROPAJES...!!!!

- HAZME TUYA...!!!!!!!!!!

 
A la/s 3:37 p. m., Blogger gonzalo dijo...

cuál es la casa que agrieta tu alma?

es decir. dónde estás viviendo Manuel?

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal