viernes, febrero 15, 2008

El caos se escribe con la mano derecha


A medida de que los gobiernos de la Concertación han ido desgastando su arcoíris de promesas y "la alegría que viene", la derecha ha buscado en la prensa (de la que es prácticamente dueña) la estrategia para hablarnos de un Chile bananero, caótico y horrible, que se cae a pedazos. Es inevitable, entonces, hacer un racconto hasta el gobierno de Allende y recordar a una medio como La Segunda, que le pedía al Presidente que renunciara...



>> Esto es una vergüenza para el periodismo. Se le debería ejemplificar como la etapa más oscura de la profesión.


Es así como por los titulares que cuelgan de los kioskos (y que informan a la mayoría de los lectores ociosos de este país, que no son capaces de leer más allá ni cuestionar las sacrosantas verdades del periodismo), se comienza a dibujar a un Estado fallido, que no funciona, que tiene un sistema de transportes horroroso (como si las micros amarillas no lo fueron), que es gobernado por una Presidenta estúpida (tanto así que llegó a estudiar medicina), coludida con una corrupción "inédita" (como si los pinocheques y los escándalos del Banco Riggs no lo fueran)... y, en fin, un Chile que se hunde y está estancado en un "subdesarrollo" (completa desinformación respecto de las cifras de liderazgo relativo, respecto de toda América Latina, que hablan de lo contrario y sitúan a Chile como ejemplo y líder).



>> La principal estrategia de la prensa opositora ha sido debilitar a Bachelet y derrumbar a Lagos, la mejor carta que tenía la Concertación, como candidato para las presidenciales.

Y así, el ciudadano de pie, embuido en sus propios infiernos y placeres, cree a pie juntilla en el periodismo "facho", por ese contrato fiduciario pre-firmado, que reza "todo lo que la prensa publica es, de alguna forma, cierto". En consecuencia, se ha instalado la cultura del terror: todos temen al vecino, Chile se ha vuelto oscuro, peligroso, dominado por los lanzas, los espacios públicos se vacían, la señora con su cartera embutida en los brazos te mira con resquemor y Paz Ciudadana se convierte en un altar de sabiduría popular.



>> Publicidad engañosa: La Tercera intenta desmarcarse de El Mercurio y apelar, con su disfraz, a una visión "más liberal". Sin embargo, su estrategia de todo apunta a parecerse al decano para penetrar el segmento más joven del ABC1.

Por otro lado, la economía irrefrenable de los '90 es dibujada hoy como un elefante blanco y torpe que se tropieza en sí mismo. Claro, si los medios dieran más énfasis a la crisis internacional, se entendería con más precisión porqué la locomotora no avanza como debiera.



>>Muere Pinochet, el mayor asesino de nuestra historia, y El Mercurio retrata el hecho como tragedia nacional.

La prensa de derecha funciona así, con sus titulares terribles, que dan tanta importancia a un metro que se descarrilla (como para aderezar "los coletazos" del Transantiago), a los accidentes y atropellos protagonizados "por los buses orugas del sistema" (aislando el hecho en sí y reorientándolo al plan de transportes); que casi lanza fuegos artificiales con las caídas de Bachelet en la encuesta de turno; que revuelve una y otra vez la crisis energética o la muerte de carabineros (como si fuese un síntoma de irrefrenable estado de anarquía); que ensalza a una ministra que sale a terreno con los zapatos cambiados (oh, cierto.. no era un robot o una extraterrestre...). ¡Qué cansancio! ya ni siquiera leo La Tercera, El Mercurio ni menos La Segunda, que es el púlpito de la derecha más recalcitrante de este país.



>> Escándalo con escándalo se paga: ¿Qué hacer cuando es innegable la principal noticia del día (aunque con una mitigación obvia en la voz activa de "detención a")?: reflotar un demonio para el gobierno, como MOP GATE, y sobreponerlo al titular.

¿Qué salida queda? quedarme con lo que veo reporteando o leer, ver y escuchar con un constante y cansador sentido de desconfianza, crítica y lejanía. Lo que más me preocupa es que en el país con menos lectoría de Sudamérica y, por lo tanto, con menos conciencia crítica... ¿qué queda para quienes quieran informarse sin convertirse, a la vez, en borregos ideológicos de los hijos de Pinochet?

9 Comentarios:

A la/s 9:59 p. m., Blogger Udo dijo...

Te adoro, eres maravilloso, me encanta cuando publicas este tipo de post.
En primer año de periodismo aprendí que los medios de comunicación manipulan a la opinión pública, y como en Chile le meten el dedo en la boca a cualquiera, y la gente se traga cualquier cosa, no existe ante ellos ningún tipo de los llamados "filtros". Es increíble el tipo de trabajo sicológico que los medios hacen con la población.
Es una pena los guadaespaldas de la Presidenta no tengan el poder para defenderla de uno de sus peores enemigos, los dardos de la derecha y de quienes manipulan los medios, (hombres tammbién de derecha), pero ella es fuerte, saldrá de la Moneda tal como entró, con la frente muy en alto y limpia de cualquier corrupción; no como muchos otros concertacionistas y qué decir de la derecha.
En cuanto al tema de la delincuencia, en mi primer año también aprendí de la agenda Setting; que es sobre los temas que desean instalar los medios a largo plazo en la población.
Como dice Kapuscinski, en dictadura hay censura, en democracia manipulación.
Que bueno tener amigos como tú, te quiero mucho.
Sal-udo.

 
A la/s 12:48 a. m., Blogger Sking dijo...

mmmm el periodismo escrito a veces se vuelve como la política.. en 1 lado de que no todo l oquese dice es cierto .. entre mentiras o solo lo que se dijo x ahi o según las fuentes.

tb el periodismo escrito tiene cosas buenas en destacar noticias de importancia, per ocuando la politica o los poderes grandes interfieren.. todo cambia y eso hace a nosotros los lectores 1 idea de como pasan las cosas..

lo malo del periodismo escrito es que eso k está impreso keda para siempre y archivado en las biblioteca.. pero cuando se desmiente algo de alguna noticia k fue errada o mal hecha sale en 1 pequeño parrafo k casi nadie lee......
en fin...

prefiero 1 noticia mas real, radio, medios como internet donde si hacen 1 corrección y uno puede ver cual es laverdad deellos..

esto hay para mas debate pero buen analisis....

los pollos gordos mandan.. y nosotos leemos lo que ellos quieren.

buuuuuu

 
A la/s 2:31 a. m., Anonymous Sonita dijo...

muy interesante Manu,
uno no siempre està consciente del poder de los media y nos percatamos con una total manipulacion de los diarios... que queda entonces para las generaciones futuras, preguntas tu. Manuel, creo sinceramente que si hombres y mujeres como tu no bajan los brazos y siguen luchando por la informacion veridica, los cambios se haran...
ahora bien, permiteme decir algo, que no lo tomes a mal.. del mismo modo que la prensa llamada "de derecha" desinforma y manipula, también al izquierda lo hace. Considero pues, que tu punto de vista hubiera sido mucho màs percatante si hubieras optado por un "regard" màs neutral, siendo asi, nadie podrà "acusarte" de "izquierdista" o otros términos màs injuriosos.
jajaja ahi està un pedacito de mi pensar...
un besito con mucho cariño, y como siempre, un placer leerte.

 
A la/s 2:50 p. m., Blogger Tristancio dijo...

Se dice que en periodismo, la objetividad no existe, pues detrás de cada medio hay personas que profesan una ideología, creencias, o simplemente ideas. La falta de objetividad no quita que el principal objetivo de los medios de comunicación ( o los "masa media" como genialmente dice Chus Lampreave en "Hable con ella") sea la búsqueda e información de la verdad.

La objetividad en periodismo está dada más bien por la pluralidad, Esto es, que a grandes consorcios comunicacionales de derecha, haya otros igualmente importantes de izquierda. Así funcionan los medios en países como España, por ejemplo, donde "El mundo", "ABC", y "La Razón", hablan por la derecha, cargándose a Zapatero sin miramientos; pero, existe la contraparte, el grupo Prisa, y su diario "El País" (bastante criticado útimamente, por la gente de izquierda), y hace poco, salió a circulación "El Público", supliendo las carencias de "El País". De este modo, los lectores pueden hacerse una idea propia en base a ambas tendecias informativas.

En chile, no existe un medio escrito que le haga el peso a los grandes consorcios de la derecha. Podría haber sido "La Nación" pero su desprestigio en tiempos de pinochet alcanzó incluso hasta la democracia, pero claro es el diario del gobierno de turno.

Extrañamente, diarios como la "La Época", que eran un esfuerzo serio por consolidar un medio alternativo, desapareció con la llegada de la democracia, y en los últimos años el diario "Siete" corrió la misma suerte.

Creo que la editorial de la edición especial de "Análisis" tiene mucha razón en lo que cuenta. Recomiendo la lectura de este artículo, firmado por Juan Pablo Cárdenas.

Y nada, cuando se habla del cuarto poder, creo que en Chile se puede ver un ejemplo de ello.

Igualmente, espero que Bachelet resista.

(Creo que me excedí un poco, je)

Saludos, Manu.-

 
A la/s 12:53 p. m., Blogger Sonita dijo...

Hola Lindo,
decidi, por razones técnicas, de mudarme definitivamente a mi casita virtual del blogspot...!
espero poder verte por allà!

un besito con cariño

 
A la/s 6:33 p. m., Blogger gonzalo dijo...

los periodistas en Chile, son como los abogados que siempre deben defender alos malos.

 
A la/s 2:43 p. m., Blogger House Web Doctor dijo...

qué menuda tontería publicas, sudamericano teniais que se. Pensais que cambiarás los medios de tu paupérrimo pais con tu blogcillo.

Sin duda tu mente esta enferma.Médicos! hacedle una punción lumbar y tomen muestra del cerebro para la biopsia. Si hay que taladrar el craneo, hacedlo ya! ... No os preocupeis en dejarlo lobotomizado

 
A la/s 11:42 a. m., Blogger Violeta z dijo...

A ratos me duele haber perdido mi fe en la prensa. Sus titulares marcados ideológicamente, el lenguaje manipulador que te hace sentir que la realidad es objetiva, cuantificable en el qué, como, dónde, cuantos y... no recuerdo el otro elemento que em contaste en tu clase de pirámide invertida en el café con Letras :)
Quizás poner en cuestión todo esun ejercicio necesario, perder el antifaz, que hace todo a ratos más bnegro... y tb con matices violetas...
Cosificando las mordeduras letales. Gran tarea la tuya, mi periodista!

 
A la/s 11:26 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON EL SENTIDO CRÍTICO DE ESTE PERIODISTA DE VERDAD. EL RESTO SON UNOS HOLGAZANES QUE CHUPAN LA TETA DE LA DERECHA.
SALUDOS

DIEGO DE VALPARAÍSO

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

<< Página Principal